top of page

ACERCA

"Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio á todos los Gentiles; y entonces vendrá el fin." - Mateo 24:14

GospelArt.net y el arte que contiene fue creado por mí, Martin Gargaglione.

Soy cristiano y creé este sitio web para ayudar a difundir el evangelio de mi Señor y Salvador, Jesucristo. El propósito de este arte es glorificar a Dios, YHVH.

Oro para que Dios use esto para ser una bendición para ti.

Si deseas comunicarte conmigo, puedes enviarme un mensaje haciendo clic aquí o simplemente desplazándote hasta la sección de Contacto de esta página web.

DECLARACIÓN DOCTRINAL:

La Palabra de Dios, la Biblia:

La Biblia es la Palabra de Dios.

Guiado por el principio autoritativo de las Sagradas Escrituras, reconozco que mis doctrinas y prácticas surgen de la verdad de que las Sagradas Escrituras son, de hecho, la Palabra de Dios. Ellas abarcan todo lo esencial para entender la salvación y sirven como piedra angular para el testimonio personal de un cristiano y sus interacciones dentro de la iglesia.

Los 66 libros de las Escrituras son de inspiración divina por Dios, YHVH. El Espíritu Santo no solo inspiró los pensamientos de los escritores, sino que también formuló la estructura verbal en la que se expresaron los pensamientos, lo que resultó en que los documentos originales fueran inerrantes e infalibles en hechos y verdad. Por lo tanto, las Sagradas Escrituras, los 66 libros que componen la Santa Biblia, tienen autoridad suprema en todos los asuntos de fe y conducta. (1 Corintios 2:13; 2 Timoteo 3:16-17; 2 Pedro 1:20-21). La Biblia, tal como fue escrita originalmente, no solo contiene y transmite la Palabra de Dios, sino que es la Palabra de Dios misma. (2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:21; Hechos 1:16; Juan 10:35; Mateo 5:18).

Dios, YHVH:

Solo hay un Dios vivo y verdadero: personal, eterno, perfecto en justicia, infinito en poder, sabiduría y bondad. Él es el Creador, Sustentador y Juez Supremo de todo lo que existe en el cielo y en la tierra. Es inefablemente glorioso en santidad, merecedor y digno de todo amor, adoración, confianza y obediencia. Él es el Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Su nombre (en las letras del alfabeto latino) es YHVH. Él es un solo Dios Triuno que existe eternamente en tres personas, conocidas como la Santa Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, distintos en la ejecución de roles, pero iguales en sustancia, atributos divinos y gloria. Las tres personas de la Santa Trinidad armonizan en la grandiosa obra de la redención. (Juan 17:3; Éxodo 20:2-3; Deuteronomio 4:39; Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14).

Dios, El Hijo:

Jesucristo es la segunda persona de la Santa Trinidad, siendo Dios mismo. Él es el resplandor de la gloria del Padre y la representación exacta de Su esencia. Creó el universo y todo lo que hay en él, sosteniéndolo por el poder de Su Palabra. En la plenitud del tiempo, tomó forma humana, hecha a su imagen pero sin pecado. Fue concebido por el Espíritu Santo en el vientre de María, una virgen, naciendo así de una mujer, de la tribu de Judá, de la semilla de Abraham y David según las Escrituras, por lo que las dos naturalezas perfectas y distintas se unieron en la persona de Jesucristo, verdaderamente Dios y verdaderamente hombre. Por lo tanto, se convirtió en el único Mediador entre Dios y el hombre. (Hebreos 1:2-3; 1 Timoteo 2:5; Mateo 1:22-23; Romanos 9:5; Filipenses 2:6-7).

Jesucristo es el único Salvador de la humanidad. Vivió una vida perfecta, sin pecado, y se ofreció a sí mismo como sacrificio sustituto por los pecados de la humanidad. Su sacrificio fue un pago justo a Dios por el perdón del pecado. Este perdón fue activado por su muerte a través del derramamiento de su sangre en la Cruz y fue aceptado por Dios tras su resurrección. Ascendió al cielo después de su resurrección para sentarse a la diestra del Padre, esperando el momento de recibir a su iglesia en el Arrebatamiento, y volver después de siete años a la tierra para gobernar y dirigir su Reino durante 1,000 años.

(Salmos 2:7-9; Isaías 7:14; Isaías 9:6; Isaías 43:11; Miqueas 5:2; Mateo 1:25; Lucas 1:26-35; Juan 1:1; Juan 1:3; Juan 14; Juan 18; Juan 29; Romanos 3:19-25; Romanos 5:6-15; Filipenses 2:5-11; 1 Tesalonicenses 2:5; 1 Tesalonicenses 3:16; 1 Tesalonicenses 4:13-18; Tito 2:10-15; Hebreos 7:26; Hebreos 9:24-28; 1 Pedro 1:19; 1 Pedro 2:2; 1 Juan 1:3; Apocalipsis 20:1-6).

Dios, El Espiritu Santo:

El Espíritu Santo es una persona divina, igual a Dios Padre y Dios Hijo, y de la misma naturaleza. Participó en la creación. Reprende el pecado y convence de justicia y juicio. Da testimonio de la verdad del evangelio. Es el agente en el nuevo nacimiento y la regeneración. Sella, empodera, guía, enseña, testifica, santifica y ayuda al creyente. En su relación con el mundo incrédulo, refrena al maligno (Satanás) hasta que se cumplan los propósitos de Dios. (Juan 14:16-17; 16:8-11; Efesios 4:30; Romanos 8:26; Hechos 13:2-4).

El Espíritu Santo mora en cada creyente desde el momento de la fe, y que el llenado y plenitud del Espíritu Santo sirven para capacitar a cada creyente a dar testimonio de Cristo en el proceso de santificación.

Pecado y Salvación:

Todos los seres humanos nacen con la herencia del pecado natural recibida de nuestro ancestro común, Adán. Debido a esta naturaleza, los humanos son pecadores por elección, e incapaces de reformarse a sí mismos o de dejar de pecar por su propio poder. La única esperanza de salvación para las personas es volverse a Jesucristo como su único Salvador. La única manera en que las personas pueden ser perdonadas de sus pecados es a través del sacrificio sustitutorio de Jesucristo en la Cruz. Todos los que rechazan a Jesucristo como su Salvador ya están condenados al Lago de Fuego eternamente (Génesis 5:1-5; Hechos 4:19; Hechos 16:31; Romanos 3:10-23; Romanos 5:6-12; Romanos 6:23; Romanos 10:9-10; Efesios 2:8-9; Tito 3:5-6; Apocalipsis 20:11-14).

La salvación es por gracia a través de la fe en Jesucristo, quien, habiendo muerto por nuestros pecados y derramando Su sangre propiciatoria, fue resucitado, y así ofrece la vida eterna a todo aquel que cree en

Él como su Salvador.

La Iglesia del Nuevo Testamento:

La iglesia es construida por YHVH para adorar a Dios, exaltar a Cristo y llevar el evangelio de Jesucristo a los confines de la Tierra.

La iglesia local es independiente y autónoma, con autoridad dada por Dios para gobernarse a sí misma en el cumplimiento de su propósito de predicar el evangelio.

La iglesia fue iniciada por Jesucristo y fue empoderada en el día de Pentecostés. La iglesia local es la única institución de Dios para llevar a cabo su obra en este tiempo. Está compuesta por miembros que han sido salvados y bautizados de acuerdo con las instrucciones de Cristo, y que se reúnen voluntariamente con el propósito de adorar a Dios, tener comunión con los hermanos y hermanas, servir y recordar la Santa Cena. Todos los creyentes serán tomados en el Arrebatamiento, justo antes de la Tribulación

(Mateo 16:16-18; Hechos 1:15; Hechos 2:41-43; Hechos 11:15; Hechos 20:28; 1 Corintios 15:51-58; Efesios 1:12-14; Efesios 5:25-30; 1 Tesalonicenses 4:13-18; 1 Timoteo 3:4-15).

El Fin de los Tiempos y la Eternidad:

Las Escrituras deben interpretarse literalmente dentro de su contexto gramatical e histórico. Habrá siete años de la Gran Tribulación. Luego, Jesucristo regresará físicamente e iniciará su reinado literal sobre la Tierra durante mil años.

Después de eso, todos serán resucitados. Los creyentes salvados en Cristo serán resucitados a un nuevo cuerpo glorificado con vida eterna y comunión con Dios en el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra. Las almas no salvadas serán resucitadas para aparecer en el Gran Juicio del Trono Blanco para ser condenadas y lanzadas al Lago de Fuego, donde sufrirán castigo eterno para siempre. (Mateo 25:40-46; Marcos 9:43-48; Lucas 16:19-26; 1 Corintios 15:51-58; 1 Tesalonicenses 4:13-18; 1 Tesalonicenses 5:1-9; 2 Tesalonicenses 1:7-9; Judas 6-7; Apocalipsis 19-22; Apocalipsis 20:11-15).

Contact About
Gospel Art Christian Cross Background Blue

Contacto

MENSAJE ENVIADO

Sígueme en:

Facebook Logo - Gospel Art
bottom of page